BIBLIOTECAS, SOCIEDAD Y ESTADO


  • Relação entre as bibliotecas, as ações dos profissionais que nelas atuam e o estado.

BIBLIOTECAS Y MULTICULTURALISMO: LOS RASTROS PRECURSORES EN IBEROAMÉRICA

¿La comunidad bibliotecaria de Iberoamérica tardó en reaccionar ante el fenómeno del multiculturalismo? Acorde con la literatura publicada en torno al nexo «bibliotecas y multiculturalismo» todo parece indicar que sí. No obstante que Iberoamérica se caracteriza por ser una región con una histórica e intensa diversidad cultural, las publicaciones referentes a servicios bibliotecarios multiculturales apenas comenzaron a publicarse en la última década del siglo XX, y a fluir con más énfasis en el presente siglo. Esta demora se debe, sin duda, a varios factores. Pero quizá el principal esté relacionado con la omisión ocurrida en los planes de estudios que se han venido impartiendo en las escuelas de biblioteconomía, bibliotecología y ciencia de la información. En los procesos de enseñanza-aprendizaje tradicional en esas escuelas, en las últimas décadas del siglo XX, nunca se incluyeron asignaturas o materias relativas a la gestión de bibliotecas dirigidas a comunidades pluriculturales, interculturales o multiculturales. Problema que sigue persistiendo en varios países de la región. Entonces, ante la ausencia de este tipo de educación, no nos asombre este atraso tanto en la literatura especializada concerniente a esas disciplinas como en la práctica bibliotecaria. Rezago que aún sigue manifestándose en varios países de este contexto geográfico.

El desafío común de las migraciones, intensificado en el presente siglo en el espacio iberoamericano, tampoco ha producido un efecto alentador en el campo de la biblioteconomía/bibliotecología de varios países. A pesar de la necesidad de información, educación y recreación que evidencia la diversidad de poblaciones migrantes, de pueblos indígenas y/o de grupos vulnerables, la comunidad bibliotecaria en activo de algunos países no se ha sentido estimulada para crear, gestionar y consolidar el «servicio de biblioteca multicultural». El fenómeno global de la migración ha sido, salvo excepciones, ignorado no solamente en las escuelas que forman cuadros profesionales en esas disciplinas, sino que también ha pasado inadvertido en las líneas de estudio y análisis en algunos países latinoamericanos donde se cultiva la investigación bibliotecológica. Y donde se ha hecho algo al respecto, a veces el nivel de abstracción, en concordancia con la realidad que vive la sociedad multicultural y la teoría social del multiculturalismo, ha sido muy provinciano, superficial o bastante alejado de lo que implica la relación entre «bibliotecas y diversidad cultural».

Como sabemos, la comunidad iberoamericana se ubica en el espacio americano y europeo de países de habla española y portuguesa. Por ende, es una de las regiones lingüísticas más grandes del mundo. En el marco de su diversidad cultural, incluye una gran diversidad lingüística indígena, por ende, no solamente se hablan esas dos lenguas dominantes. La multiplicidad de lenguas de gran valor cultural que existen en este espacio geográfico, tampoco fue motivo, en el siglo XX, para que la comunidad bibliotecaria pensará en la necesidad de forjar explícitamente, mediante la enseñanza, la investigación y la práctica, una bibliotecología/biblioteconomía con espíritu multicultural en general y étnica en particular.

El discurso en torno a los conceptos e ideas sobre las bibliotecas indígenas (indigenous libraries) y los servicios bibliotecarios para pueblos indígenas (library services to indigenous populations), referentes teóricos de la biblioteconomía indígena (indigenous librarianship), apenas comenzó en algunos países de América Latina (Argentina, México, Perú) en el presente siglo. Si bien estas publicaciones son una variante de servicios bibliotecarios para comunidades multiculturales, en esta ocasión no se consideran, pues pueden ser tema de otra reflexión. Cabe aseverar que el fenómeno social, político, antropológico, económico, histórico, jurídico y filosófico de la multiculturalidad, como principio, no se limita al mundo indígena. ¿Por qué? porque esta relevante perspectiva apenas es una de las esferas de la sociedad con diversas culturas que conviven en un mismo espacio o territorio denominado país o Estado. Así, el concepto de multiculturalismo comprende mucho más, pues entraña diferentes perfiles culturales de todos los grupos que conforman el entramado de la sociedad multicultural, ya sean, lingüísticos, religiosos, raciales, étnicos, ideológicos y de género.

Las relaciones étnico-raciales, a partir de las prácticas del personal bibliotecario negro, ha venido siendo un factor característico de las luchas antirracistas en el seno de diversos contextos plurales, interculturales y multiculturales. No obstante, esta vez no se aludirá a los escritos publicados en torno a lo que se ha venido denominando, desde el siglo XX, como «biblioteconomía negra» (black librarianship). Discurso que comenzó a desarrollarse principalmente en los Estados Unidos durante el siglo pasado; y con especial énfasis en Brasil en el siglo que transcurre. No se incluye esta gran temática porque, aún y cuando forma parte importante del universo de la práctica bibliotecaria adherida a la diversidad cultural, es mejor dedicarle una reflexión aparte y no circunscrita solamente a Iberoamérica. Así, dado que el pasado y el presente en materia de servicios bibliotecarios para comunidades negras ha adquirido una especial atención en la esfera del discurso académico en bibliotecología, biblioteconomía y ciencia de la información, resulta pertinente tratar este asunto en otra ocasión.

Se ha afirmado, al comienzo de este discurso, que la literatura especializada en biblioteconomía/bibliotecología publicada en esta región del mundo comenzó tardíamente. En efecto, mientras en algunos países hegemónicos del hemisferio Norte (Canadá, Estados Unidos, Inglaterra) y del hemisferio Sur (Australia) comenzaron en el siglo XX a diseñar expresamente servicios bibliotecarios para comunidades culturalmente diversas, así como a publicar libros y artículos teóricos y empíricos sobre el «multiculturalismo en las bibliotecas», en Iberoamérica apenas inició explícitamente este desarrollo cognitivo a finales del siglo pasado, y de manera enfática en el siglo que transcurre. En España hay indicios de la última década del siglo XX que muestran la publicación de algunos artículos que se aproximan a cuestiones relativas a la unidad que existe entre «bibliotecas y multiculturalismo», pero esta literatura aún no contemplaba, en una justa dimensión, el fenómeno de la diversidad cultural como fundamento teórico y práctico de la multiculturalidad en el contexto bibliotecario, por lo que el concepto de «biblioteca multicultural» está ausente.  Cabe precisar que en el presente discurso no se incluye literatura gris, como tesis de licenciatura o grado; tampoco se mencionan escritos tangenciales, secundarios o sumamente alejados a la temática, menos de circulación limitada. De modo que a continuación se detallan los rastros precursores de la temática indicada en dicho espacio geográfico y en relación con el año de las publicaciones.   

La revista española Educación y Bibliotecas, en su número 56 (1994) publicó una serie de artículos de divulgación bajo el tema «La biblioteca como herramienta contra el racismo». Entre los escritos que incluye, algunos se podrían considerar como pioneros en relación con el nexo «bibliotecas y multiculturalismo». Uno de estos documentos es el artículo de María Antonia Ontoria García “Servicios bibliotecarios para poblaciones multiculturales”, el cual podría valorarse como uno de los primeros escritos dados a conocer sobre la temática para la comunidad bibliotecaria hispanohablante. Consecuentemente, se podría estimar como el documento precursor español sobre las buenas prácticas desarrolladas en otras latitudes. Ontoria aseveró entonces: “Los servicios bibliotecarios para poblaciones multiculturales cuentan con una larga tradición en otros países. España ha sido más un país de población emigrante a otras geografías que un país receptor. Pero en la última década la situación ha variado”, motivo por el que “el personal bibliotecario ha de comenzar a prepararse, a entrenarse en el desarrollo de estos servicios bibliotecarios” (1994, p. 72). Acorde con el contenido del escrito, la autora presenta una reseña relativa a las experiencias bibliotecarias de carácter multicultural llevadas a cabo en Estados Unidos, Gran Bretaña, Holanda y Alemania.

En ese mismo fascículo Núria Ventura, jefa de la Red de Bibliotecas Populares de la Diputación de Barcelona, publicó el escrito “Las bibliotecas públicas y la interculturalidad”, en el que ella cuestiona el papel que deben desempeñar las bibliotecas públicas ante el fenómeno de la inmigración de magrebíes, africanos, europeos de países del Este y personas de distintas etnias, como los gitanos, que en ese tiempo habían llegado a diversas ciudades y pueblos de la provincia de Barcelona.  Son tres aspectos que Ventura trata en torno a ese tipo de bibliotecas, a saber: 1) como centros de información abiertos y de acogida para todos los inmigrantes y etnias; 2) como organismos con acervos y servicios sobre la propia cultura de los diversos grupos de inmigrantes; y 3) como servicio de información para la sociedad española sobre la cultura, la vida y la problemática de los países de origen de los inmigrantes.  Todo con el propósito de fomentar y mantener el intercambio y el enriquecimiento de las diversas culturas y, sobre todo, de forjar una convivencia pacífica (Ventura, 1994, p. 81).

 

 

Fig. 1 Fascículo de Educación y Biblioteca (No 56, 1994, España) que publicó artículos precursores sobre bibliotecas y multiculturalismo.

Acorde con las publicaciones que se conocen, se puede observar que es a partir de mediados de la primera década de esta centuria cuando comienzan a despuntar, con mayor énfasis, cierta literatura. Así, en 2007 es publicado, en México, la obra colectiva El multiculturalismo y los servicios de información. Publicación en donde descuella el escrito “Bibliotecas e información en la diversidad cultural”, de la maestra Beatriz Casa Tirao, y quien escribe ideas esenciales, tales como: “hacer de la lectura un hábito cultural que facilite la comprensión entre individuos de culturas diferentes”; “la biblioteca debe asegurar su acceso a las minorías lingüísticas y, en general a todos los grupos minoritarios asegurando las mismas oportunidades para todos”; “necesario que el personal de las bibliotecas sea capaz de asumir críticamente el tema de la diversidad cultural” (Casa, 2007, pp. 7-8). Nociones que permiten pensar en los nexos «bibliotecas públicas y minorías sociales» y «bibliotecas públicas y diversidad cultural». Esto es un claro reflejo del interés de Casa, profesora del Colegio de Bibliotecología de la Universidad Nacional Autónoma de México, por este tipo de instituciones de servicio público bibliotecario. Tendencia que ha procurado cultivar desde hace casi medio siglo. Su libro Bibliotecas y educación (1974), prácticamente olvidado por la comunidad bibliotecaria y desconocido entre las nuevas generaciones de personal de bibliotecas de México, es una fehaciente muestra de su apego por el compromiso social que deben practicar las bibliotecas públicas.

 

 

Fig. 2 Beatriz Casa Tirao, precursora en México sobre el multiculturalismo en las bibliotecas públicas (foto del Colegio de Bibliotecología-UNAM)

Desde 2004 la profesora Gisela Sendra Pérez trabaja en torno al Proyecto sobre Multiculturalidad en la Red de Bibliotecas Públicas de la Ciudad de Gandia, ubicada en la provincia de Valencia, España. Siendo coordinadora de la Junta Multicultural de la Red de Bibliotecas Públicas de Gandia, en 2008 publicó el artículo “Servicios multiculturales: bibliotecas para usuarios de múltiples nacionalidades” en la emblemática revista española Educación y Biblioteca; y en 2011 enfatizaría la temática en cuestión mediante su escrito “Multiculturalidad en las bibliotecas de Gandia: memoria de una gestión dinámica”, publicado en la revista Métodos de información. Años después, en 2015, publicará su escrito “Bibliotecas públicas de Gandia: el making-of de la Junta Multicultural”, en el Boletín de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios. Así, Sendra Pérez reflexiona esta naturaleza de servicios bibliotecarios en el marco de varios aspectos centrales, como: el fenómeno migratorio, la diferencia idiomática, la salvaguarda de las lenguas minoritarias, el conocimiento de otras culturas, el desarrollo de colecciones interculturales y la gestión de servicios de biblioteca basados en la diversidad de la comunidad.

En efecto, en 2011 Sendra Pérez expone la convicción, basada en el fenómeno migratorio de esa ciudad, de que las funciones de la biblioteca pública debían hacer importantes aportaciones a la sociedad multicultural, puesto que esta institución social ha sido concebida como: centro de información, cultura y aprendizaje. Es decir, como espacio de interrelación personal, de mediación social, de desarrollo de una conciencia colectiva, de lucha contra la marginación social, de salvaguarda de lenguas minoritarias, de información local, de colección de memorias de las comunidades de origen, de respuesta a las necesidades educativas de la comunidad, de atención a demandas específicas de todos los colectivos y de participación ciudadana (Sendra, 2011, pp. 85-87). La gestión de servicios bibliotecarios para comunidades diversas ha sido orientada por la Junta Multicultural de la Red de Bibliotecas (Sendra, 2006), grupo de trabajo y comité técnico que ha estado orientando al personal bibliotecario en la adecuación de estos centros de lectura pública, así como involucrando a las comunidades destinatarias de los servicios con visión de diversidad cultural. Un principio esencial de ese organismo refiere que las bibliotecas deben convertirse en espacios de verdadera acogida para los diferentes grupos de inmigrantes (Sendra, 2011, p. 91).

En 2015 Sendra Pérez, en el citado artículo, vuelve hacer énfasis en la gestión multicultural en la Red de Bibliotecas Públicas de Gandia. Así, a doce años de práctica bibliotecaria, ceñida a la diversidad cultural existente, en ese espacio urbano de la comunidad valenciana se consolida la Junta Multicultural (JM) como grupo de trabajo polivalente, conformado por personas inmigradas de diferentes países, como: Alemania, Argelia, Argentina, Armenia, Bolivia, Brasil, Bulgaria, China, Colombia, Cuba, Ecuador, Francia, Irlanda, Lituania, Marruecos, Portugal, Reino Unido, Rumania, Rusia, Senegal, Ucrania y Uruguay (Sendra, 2015, p. 23). Como era de esperarse, no faltó la polémica en relación con algunos conceptos clave, pues

en los primeros encuentros surgió la inevitable controversia sobre la utilización de los   términos “multicultural”, “intercultural”, “pluricultural”... pero, siendo –como fue– objeto de debate, estuvimos de acuerdo en una cosa: la multiculturalidad existe por el simple hecho de que existen las diferencias culturales, eso no generaba dudas, y la interculturalidad es algo que surge si el ambiente es propicio, y pueden crearse lazos que, si se cultivan, acaban generando buenas relaciones personales. Decidimos quedar nos con el adjetivo “multicultural” porque lo que pretendíamos, en el espacio físico en que se enmarcaba la JM, era conseguir que muchas culturas se sintieran identificadas, mediante recursos adecuados, ampliando los fondos bibliográficos y documentales con materiales en diversos idiomas y nuevas temáticas, que resultaran interesantes a quienes llegaran con su propio bagaje cultural (Sendra, 2015, p. 24).

 

 

Fig. 3 Gisela Sendra Pérez, pionera de la gestión multicultural en las bibliotecas públicas de Gandia, España. (Foto de Radio Gandia)

En 2008 se publica, también en México, otro libro colectivo bajo el tema Diversidad cultural y acceso a la información. Por la carga explícita de los títulos y las ideas vertidas sobre el asunto, destacan los escritos “El rol de la biblioteca pública frente a los distintos rostros de la diversidad cultural”, también de Beatriz Casa Tirao; y “Diversidad Cultural y bibliotecas públicas”, de Rosa María Martínez Rider. Beatriz Casa señala, entre otros puntos de vista, que la biblioteca pública “es un recurso importante en situaciones de diversidad cultural”; que “puede enriquecer sus actividades dirigidas a solucionar problemas que plantea la diversidad cultural”; y que “reúne en sí misma las características que le permiten contribuir a asegurar factores de convivencia entre seres provenientes de culturas diversas” (Casa, 2008, pp. 12-13). En tanto Martínez detalla en los primeros párrafos los conceptos de cultura, multiculturalismo y diversidad cultural. La finalidad fue reflexionar sobre la responsabilidad social que tiene la biblioteca pública para atender comunidades constituidas por indígenas y migrantes. Para ilustrar la relación que existe entre esta institución bibliotecaria y la diversidad cultural, la autora realizó un estudio empírico para saber si 10 bibliotecas públicas de la ciudad de San Luis Potosí, México, han logrado atender a ese tipo de comunidades. Acorde con los resultados obtenidos, a través de una básica encuesta, Martínez reconoce que esas bibliotecas no han cumplido su cometido en un entorno de diversidad cultural.

María Jesús Romera Iruela, académica de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid, en la primera década del siglo que transcurre comenzó a figurar en torno a la apreciación que existe entre «bibliotecas públicas y comunidades de inmigrantes». Los títulos de sus artículos son elocuentes en este sentido. En 2008 publicó “La perspectiva de las asociaciones de inmigrantes sobre las necesidades de información de sus poblaciones en las bibliotecas públicas de la Comunidad de Madrid”, escrito dado a conocer en los Anales de Documentación: Revista de Biblioteconomía y Documentación. Ese mismo año, salió a la luz su artículo “Orientaciones para una innovación en las bibliotecas públicas de la provincia de Segovia basada en las necesidades de información de los inmigrantes” en El Profesional de la Información. En 2009, publica “La integración de los colectivos inmigrantes de la provincia de Ávila a través de las bibliotecas” en Migraciones: Revista del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones. Esta trilogía de escritos evidencia el desafío y la relevancia que proyecta la migración humana en España para gestionar eficaces servicios bibliotecarios en contextos de diversidad cultural. En este mismo cuadrante temático, cabe mencionar el artículo empírico “Análisis de la prestación de servicios a inmigrantes en la red de bibliotecas de Barcelona”, de Luisa María Cervantes Martínez, Marisol Navas Luque, Marisol e Isabel Cuadrado Guirado publicado en la Revista Española de Investigación Científica (2015).

 

 

Fig. 4 María-Jesús Romera Iruela, académica interesada en el fenómeno migratorio como factor de gestión en las bibliotecas públicas de España.

Otra obra monográfica sobre el asunto que nos concierne se publica en España en 2009. Se trata del libro intitulado Los servicios bibliotecarios multiculturales en las bibliotecas públicas españolas, de Fátima García López. El contenido muestra un estudio teórico-empírico. El libro, producto de su tesis doctoral, puede ser útil para integrarlo en bibliografías de cursos concernientes a la temática. De autores españoles, en la bibliografía que incluye la autora es posible identificar algunas referencias de artículos acerca de los servicios bibliotecarios para comunidades migrantes o servicios bibliotecarios interculturales, por ende, servicios en un contexto de diversidad cultural.

 

 

Fig. 5 Obra monográfica sobre servicios bibliotecarios multiculturales en España
(Imagen de la editorial Trea)

El discurso referente a las bibliotecas públicas españolas en el entorno de la sociedad multicultural se ha difundido en Brasil a través del artículo empírico “Biblioteca y sociedad multicultural: la actuación de biblioteca pública española en torno a la diversidad cultural”, de Mercedes Caridad, Fátima García López y Ana María Morales García. Publicado en la revista Inclusão Social, las autoras aseveran en su análisis que ese tipo de instituciones bibliotecarias “pueden contribuir en las sociedades multiculturales a la construcción de espacios de convivencia intercultural” (Caridad, García y Morales, 2010, p. 38). En términos generales, concluyen:

A pesar de que en la última década España se ha configurado en una sociedad multicultural, en la que conviven ciudadanos de diferentes nacionalidades, con lenguas y culturas distintas, la organización de servicios bibliotecarios multiculturales no constituye una actuación que haya sido abordada de manera generalizada por los servicios de coordinación bibliotecaria de las distintas comunidades autónomas (Caridad, García y Morales, 2010, p. 52).  

Consecuentemente, se reconoce que el desarrollo de los servicios bibliotecarios multiculturales no han sido desarrollados en concordancia con la situación de la población migrante en ese país. Observamos que la colega española Fátima García López, profesora del Departamento de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad Carlos III de Madrid, es una de las autoras que hasta ahora se ha empeñado en sistematizar con cierto rigor la reflexión sobre la naturaleza de la biblioteca pública multicultural en España.

 

 

Fig. 6 Fátima García López, autora española en torno a los servicios bibliotecarios multiculturales (foto de: Directorio de expertos en tratamiento de la información).

En esas publicaciones, García López registra referencias bibliográficas de artículos que publicó sobre el tema en años anteriores (2002, 2004) a la fecha de haber publicado su libro. Esto denota el origen del interés de ella sobre temas referentes a las bibliotecas públicas en contextos de multiculturalidad. Asimismo, cita autores que le precedieron en relación con el tema que trata su obra. Con algunos acercamientos multiculturales, los enfoques de esos escritos datan de la última década del siglo XX y de la primera del siglo en curso. Destaca Alonso González Quesada en torno a las relaciones temáticas «bibliotecas públicas y comunidades inmigrantes» (González, 1993; 1994, 1998) y «bibliotecas públicas y diversidad cultural» (González, 2003, 2004). González Quesada, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, comenzó a poner el dedo en la llaga al abordar el desafío que entraña asistir a la población inmigrante en su país, habitualmente desfavorecida o escasamente atendida en materia de servicios de biblioteca pública. Infortunadamente parece que este autor ha dejado de interesarse en estos temas.  

 

 

Fig. 7 Alfonso González Quesada, autor precursor en España sobre servicios bibliotecarios en contextos de diversidad cultural (Foto de: Editorial Txalaparta)

El artículo “Biblioteca escolar e interculturalidade: rede social em países lusófonos Portal Biblon” (2012), de Cassia Cordeiro Furtado y Lídia Oliveira, detalla un interesante proyecto para difundir literatura infantil entre la comunidad escolar de habla portuguesa, utilizando como canal de difusión ese Portal, cuyo objetivo es promover “la interculturalidad de las personas que utilizan el idioma portugués, como lengua materna o como segunda lengua” (Furtado y Oliveira, 2012, p. 155). Así, dada la naturaleza de este escrito, las autoras reflexionan en torno al nexo «biblioteca e interculturalidad», acercándose al concepto de biblioteca multicultural en el escenario escolar. Es decir, la biblioteca escolar, además de desempeñar sus funciones habituales mediante los colecciones y servicios que ofrece a su comunidad, puede gestionar actividades a favor de la interculturalidad, entendido este concepto como la relación entre sujetos de diferentes culturas (Furtado y Oliveira, 2012, p. 162). Para estas autoras, este tipo de biblioteca al incluir en sus colecciones “los pensamientos plurales de la sociedad, despierta curiosidad por la diversidad y proporciona información para comprender las diferencias” (Furtado y Oliveira, 2012, p. 166).

En la literatura referente al tema, en algunos escritos se ha estado haciendo alusión a dos conceptos: «bibliotecas interculturales» y «servicios bibliotecarios interculturales». Al respecto, en el marco español del Proyecto Bibliotecas Interculturales en Andalucía, destacan los escritos empíricos “Servicios bibliotecarios interculturales en bibliotecas públicas municipales de la provincia de Almería” y “Las bibliotecas públicas como instrumento para la integración social: un estudio de caso”, ambos de María Luisa Cervantes Martínez y Marisol Navas Luque. El primero incluido en las Actas del I Congreso Internacional sobre Migraciones en Andalucía (2011); el segundo publicado en la revista española Migraciones (2013). Una conclusión categórica de las autoras en esos escritos es que las bibliotecas interculturales analizadas no llevan a cabo el trabajo adecuado para atender la diversidad cultural de la comunidad, por lo que la categoría de “biblioteca intercultural” es solamente una etiqueta formal. Situación que contrasta con lo que Suhail Serghini describe en su artículo divulgativo “Hacia la interculturalización de las bibliotecas públicas de Andalucía”, publicado en el Boletín de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios (2015). Según Serghini:

Llevamos trabajando con el tema de la interculturalidad más de diez años. En el 2001 el proyecto inició su andadura con el nombre “Bibliotecas Multiculturales” posteriormente la Consejería de Cultura pasó a denominar el programa “Bibliotecas Interculturales”, término considerado más apropiado ya que indica que la biblioteca es un espacio de convivencia de varias culturas, basadas en el respeto y desde planos de igualdad, que parte del supuesto de que todas son igualmente dignas y valiosas que pueden interactuar con resultados óptimos (2015, p. 38).

En Colombia el término de «bibliotecas interculturales» se ha registrado en el plano del Programa de Educación Lectora Intercultural (Duque y Londoño, 2014), el cual surge del proyecto de Representaciones sociales de la lectura-escritura-oralidad en las voces afrofemeninas: horizontes de sentido para prácticas bibliotecarias de educación lectora interculturales.

Según se puede apreciar en esos discursos, los conceptos aludidos aún no son definidos explícitamente, por ende, subyacen a la teoría y práctica de la biblioteca multicultural. Esto puede ser porque tal vez no ha quedado clara la terminología del multiculturalismo en la práctica bibliotecaria. El hecho de afirmar que el concepto de biblioteca intercultural sea más apropiado que el de biblioteca multicultural, es una muestra de la necesidad de teorizar con más rigor las palabras clave de la temática. El artículo “La representación del otro: culturas, individuos, interculturalidad y multiculturalismo en las bibliotecas públicas”, de Mohamed Abdillahi Bahdon, publicado también en el Boletín de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios (2015), es elocuente en este sentido.

Brasil es el país de la región que comenzó, hasta la segunda década de la presente centuria, a publicar algunos escritos en torno a la temática que nos ocupa. Un discurso pionero es el de Gerlin, Fraga y Rosemberg, quienes presentaron en 2013, en el XXV Congresso Brasileiro de Biblioteconomia, Documento e Ciência da Informação, el trabajo “A biblioteca pública na sociedade multicultural”. Los autores, además de analizar los conceptos de cultura, diversidad cultural y multiculturalismo, reflexionan en relación con la biblioteca pública en la escena de la sociedad multicultural. Así, expresan ideas sobre la «biblioteca pública multicultural». En este mismo entorno geográfico, cabe mencionar el artículo “Mediação cultural na biblioteca pública para a cultura de paz e integração social”, de  Alessandro Rasteli y  Rosângela Formentini Caldas (2017) y publicado en Revista Brasileira de Educação em Ciência da Informação. Este artículo, de carácter bibliográfico y descriptivo, trata someramente los nexos teóricos «biblioteca y diversidad cultural» y «biblioteca pública, mediación y multiculturalismo» con miras a construir una sociedad más equitativa e igualitaria. El protagonista en este escenario es el personal bibliotecario como mediador cultural, modelo que contrasta con aquel personal meramente tecnicista, alejado de las necesidades reales de la comunidad (Rasteli y Caldas, 2015, p. 50). La bibliografía citada en este documento evidencia la escasa literatura publicada en Brasil sobre la temática.

De Argentina se conoce el libro Las bibliotecas escolares y sus acciones en el proceso de integración multicultural e inclusión de niños inmigrantes de los países de Bolivia, Perú y Paraguay, de Elida Elizondo, Juan Pablo Gorostiza y otros. Publicado apenas hace cinco años (2016), es un trabajo académico de la Escuela de Bibliotecología de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Córdoba. Los ejes teóricos-referenciales que se destacan son los concernientes a la diversidad cultural, los derechos humanos, la inclusión social, el fenómeno migratorio y la multiculturalidad. Entre las consideraciones finales se apunta: “se ha podido comprobar que las acciones dentro de las bibliotecas distan de aquellas deseadas en las que se apuesta al proceso de integración de niños provenientes de otros países” por ende, esos centros bibliotecarios deberían incorporar prácticas de inclusión social que se reflejen en las colecciones que desarrollan para así aproximar a niñas y niños a la lectura, con el fin de que se conviertan “en su espacio ambientado para recibir a todos” (Elizondo y Gorostiza, 2016, p. 110), así como en esforzarse por fomentar la diversidad cultural entre esa comunidad de lectores y usuarios. Un punto débil de esta obra es la bibliografía sobre la que los autores fundamentan la inclusión social como componente esencial de la integración multicultural de los niños inmigrantes de esos países, pues no registran referencias bibliográficas concernientes a las bibliotecas escolares en la esfera social del multiculturalismo.  

Finalmente, la matriz documental que ha estado inspirando el discurso iberoamericano sobre la unidad conceptual «bibliotecas y multiculturalismo» está compuesta por dos documentos clave de IFLA/UNESCO: 1) Comunidades multiculturales: directrices para el servicio bibliotecario (1989, 1ª ed.; 1998, 2ª ed.; 2009 3ª ed.); y 2) Manifiesto IFLA/UNESCO por la biblioteca multicultural (2006). Mismos que, sin duda, continuarán siendo referentes básicos en futuros libros y artículos.  

Acorde con lo anterior, se concluye: 1] La literatura pionera sobre bibliotecas y multiculturalismo comienza a publicarse en España durante la última década del siglo XX; 2] entre las buenas prácticas, concernientes a servicios bibliotecarios multiculturales de ese país ibérico, destaca el Programa de Bibliotecas Interculturales en Andalucía; 3] en ese mismo país también resalta el Proyecto sobre Multiculturalidad en la Red de Bibliotecas Públicas de la Ciudad de Gandia; 4] empero, se percibe que lo expresado en algunos proyectos o programas sobre servicios bibliotecarios en contextos de diversidad cultural no se llevan a cabo realmente en la práctica, como es el caso del Proyecto de Bibliotecas Interculturales en Andalucía; 5] los estudios y análisis de las bibliotecas en el escenario de la sociedad multicultural, en otras regiones de Iberoamérica, apenas comenzó de manera explícita a partir del siglo XXI;  6] los escritos precursores que versan sobre bibliotecas y multiculturalismo giran, principalmente, en torno a las bibliotecas públicas y escolares; 7] el fenómeno migratorio es el que ha estado impulsando la gestión de servicios bibliotecarios multiculturales en algunos países de la región, 8] aún hay comunidades bibliotecarias de algunos países de Iberoamérica que siguen pasando por alto el factor social y político que entraña la multiculturalidad; 9] Dada la controversia sobre el uso de los términos “pluricultural”,  “intercultural” y “multicultural”,  en relación con los servicios bibliotecarios en contextos de diversidad cultural, es preciso teorizar para poner orden al desacuerdo conceptual; y 10] la teoría y la práctica en relación con la biblioteca multicultural, en esta región del mundo, se han orientado con base en las “Directrices para el servicio bibliotecario dirigido a comunidades multiculturales” (de IFLA) y el “Manifiesto por la biblioteca multicultural de la IFLA/UNESCO”.

Cabe recalcar, este escrito no ha prendido ser exhaustivo, de lo contrario se hubiesen incluido tesis, comunicados en congresos escasamente difundidos, entre otros documentos tipificados como literatura gris. También se habría contemplado la literatura concerniente a los asuntos de biblioteconomía indígena y negra. Lo que sí se menciona son los rastros precursores (publicaciones y autores) concretos sobre el tema «bibliotecas y multiculturalismo».

Referencias

Bahdon, Mohamed Abdillahi. (2015). La representación del otro: cultural, individuos, interculturaldad y multiculturalismo en las bibliotecas públicas. Boletín de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios. Año 30, n. 110, pp. 8-17.

Caridad, Mercedes; García López Fátima; Morales García, Ana María. (2010). Biblioteca y sociedad multicultural: la actuación de biblioteca pública española en torno a la diversidad cultural. Inclusão Social. Vol. 3, n. 2, pp. 38-53.

Casa Tirao, Beatriz. (1974). Bibliotecas y educación. México: Centro para el Estudio de Medios y Procedimientos Avanzados de la Educación.

Casa Tirao, Beatriz. (2007). Bibliotecas e información en la diversidad cultural. En El multiculturalismo y los servicios de información (pp. 1-8). México: UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas.

Casa Tirao, Beatriz. (2008). El rol de la biblioteca pública frente a los distintos rostros de la diversidad cultural (pp.1-17). En Diversidad cultural y acceso a la información. México: UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas.

Cervantes Martínez, Luisa María; Navas Luque, Marisol. (2011). Servicios bibliotecarios interculturales en bibliotecas públicas municipales de la provincia de Almería. En F. J. García Castaño y N. Kressova (Coords.). Actas del I Congreso Internacional sobre Migraciones en Andalucía (pp. 1077-1089). Granada: Instituto de Migraciones.

Cervantes Martínez, Luisa María; Navas Luque, Marisol. (2013), Las bibliotecas públicas como instrumento para la integración social: un estudio de caso. Migraciones: Revista del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones. N. 34, pp. 177-203.

Cervantes Martínez, Luisa María; Navas Luque, Marisol; Cuadrado Guirado, Isabel. (2015). Análisis de la prestación de servicios a inmigrantes en la red de bibliotecas de Barcelona. Revista Española de Investigación Científica. Vol. 38, n. 3, pp. 1-11.

Duque Cardona, Natalia; Marín Londoño, Carolina. (2014). Entramado de voces: tejiendo bibliotecas interculturales. Medellín: Secretaría de Cultura Ciudadana: Fundación Taller de Letras Jordi Sierra i Fabra: Grupo de Investigación Diverser.

Elizondo, Elida; Gorostiza, Juan Pablo. (2016). Las bibliotecas escolares y sus acciones en el proceso de integración multicultural e inclusión de niños inmigrantes de los países de Bolivia, Perú y Paraguay. Córdoba, Argentina: Escuela de Bibliotecología, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad Nacional de Córdoba.

Furtado, Cassia Cordeiro; Oliveira, Lídia. (2012).  Biblioteca escolar e interculturalidade: rede social em países lusófonos Portal Biblon. Em Questão. Vol. 18, n. 1, pp. 155-169.

García López, Fátima. (2002). Biblioteca pública y servicios para la población inmigrante en las recomendaciones bibliotecarias internacionales. En Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas (pp. 215-223), 1., 2002, Valencia. Actas... Madrid: MECD, Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria.

García López, Fátima; Monje Jiménez, T. (2004). Las bibliotecas públicas, lugar de integración: servicios en comunidades multiculturales. En Caridad Sebastián, M.; Nogales Flores, J. T. (Coord.). La información en la posmodernidad: la sociedad del conocimiento en España e Iberoamérica (p.285-296). Madrid: Centro de Estudios Ramón Areces.

García López, Fátima. (2009). Los servicios bibliotecarios multiculturales en las bibliotecas públicas españolas. Gijón (Asturias): Ediciones Trea.

Gerlin, Meri Nadia Marques; Fraga, Aline Nunes; Rosemberg, Dulcinea Sarmento. (2013). A biblioteca pública na sociedade multicultural. Em XXV Congresso Brasileiro de Biblioteconomia, Documento e Ciência da Informação – Florianópolis, SC, Brasil, 07 a 10 de julho. Disponible en: https://portal.febab.org.br/anais/article/viewFile/1272/1273

González Quesada, Alonso (1993). La actuación de la biblioteca pública en Cataluña respecto a los inmigrados del tercer mundo. Boletín de la Asociación Andaluza de Bibliotecas. Año 9, n. 31, pp. 5-19.

González Quesada, Alonso; Jiménez López, Angels. (1994). La cooperación como primer paso hacia la integración de la población inmigrante a través de la biblioteca pública. Educación y Biblioteca. Año 6, n. 51, pp. 24-28.

González [Quesada], Alonso. (1998). La biblioteca pública, uno de los protagonistas en la integración de la población inmigrante. En ¿Dónde están los lectores? La contribución de la biblioteca pública frente a los procesos de exclusión (pp. 71-82). Salamanca: Fundación Germán Sánchez Ruipérez.

González Quesada, Alonso. (2003). Diversidad cultural y globalización: retos para la escuela y la biblioteca. En Bibliotecas para todos: la lectura y los servicios especializados. Jornadas de Bibliotecas Infantiles, Juveniles y Escolares, 29-31 de mayo. Salamanca: Fundación Germán Sánchez Ruipérez.

González Quesada, Alonso. (2004). Biblioteca, diversitat cultural i mundialització. Item: Revista de Biblioteconomia i Documentació, N. 37, pp. 15-26.

Martínez Rider, Rosa María. (2008). Diversidad Cultural y bibliotecas públicas. En Diversidad cultural y acceso a la información (pp. 75-102). México: UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas.

Ontoria García, María Antonia. (1994). Servicios bibliotecarios para poblaciones multiculturales. Educación y Biblioteca. Año 6, n. 51, pp. 72-77.

Rasteli, Alessandro; Caldas, Rosângela Formentini. (2017). Mediação cultural na biblioteca pública para a cultura de paz e integração social. Revista Brasileira de Educação em Ciência da Informação. Vol. 4, n. 2, pp. 44-57.

Romera Iruela, María Jesús. (2008). La perspectiva de las asociaciones de inmigrantes sobre las necesidades de información de sus poblaciones en las bibliotecas públicas de la Comunidad de Madrid. Anales de Documentación: Revista de Biblioteconomía y Documentación. Vol. 11, pp. 219-234.

Romera Iruela, María Jesús. (2008a). Orientaciones para una innovación en las bibliotecas públicas de la provincia de Segovia basada en las necesidades de información de los inmigrantes. El Profesional de la Información. Vol. 17, núm. 2, pp. 155-164.

Romera Iruela, María Jesús. (2009). La integración de los colectivos inmigrantes de la provincia de Ávila a través de las bibliotecas. Migraciones: Revista del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones. Vol. 25, pp. 155-183.  

Sendra Pérez, Gisela. (2006). El programa de multiculturalidad y bibliotecas de la Comunidad Valenciana: La experiencia de la red bibliotecaria municipal de Gandia. En I Encuentro de Bibliotecas y Municipios: la administración local y las bibliotecas en la democracia. Peñaranda de Bracamonte, Salamanca, 21-23 de septiembre de 2005 (pp. 193-207). España: Ministerio de Cultura, Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas.

Sendra Pérez, Gisela. (2008). Servicios multiculturales: bibliotecas para usuarios de múltiples nacionalidades. Educación y Biblioteca, Dossier: el compromiso social en el trabajo bibliotecario, Año, 20, n. 166, pp. 82-87.

Sendra Pérez, Gisela (2011). Multiculturalidad en las bibliotecas de Gandia: memoria de una gestión dinámica. Métodos de información, II Época. Vol. 2, n. 3, pp. 83-98.

Sendra Pérez, Gisela. (2015). Bibliotecas públicas de Gandia: el making-of de la Junta Multicultural. Boletín de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios. Año 30, n. 110, pp. 18-33.

Serghini, Suhail. (2015). Hacia la interculturalización de las bibliotecas públicas en Andalucía. Boletín de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios. Año 30, n. 110, pp. 34-43.

Ventura, Núria. Las bibliotecas públicas y la interculturalidad. Educación y Biblioteca. Año 6, n. 51, pp. 79-81.


   104 Leituras


Saiba Mais





Sem Próximos Ítens

Ítem Anterior

author image
BIBLIOTECAS Y MULTICULTURALISMO: EL TRABAJO PIONERO EN ALGUNOS PAISES ANGLÓFONOS
Junho/2021



author image
FELIPE MENESES TELLO

Cursó la Licenciatura en Bibliotecología y la Maestría en Bibliotecología en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Doctor en Bibliotecología y Estudios de la Información por la (UNAM). Actualmente es profesor definitivo de asignatura en el Colegio de Bibliotecología de la Facultad de Filosofía y Letras de UNAM. En la licenciatura imparte las cátedras «Fundamentos de Servicios de Información« y «Servicios Bibliotecarios y de Información» con una perspectiva social y política. Asimismo, imparte en el programa de la Maestría en Bibliotecología y Estudios de la Información de esa facultad el seminario «Servicios Bibliotecarios para Comunidades Multiculturales». Es coordinador de la Biblioteca del Instituto de Matemáticas de esa universidad y fundador del Círculo de Estudios sobre Bibliotecología Política y Social (2000-2008) y fue responsable del Correo BiblioPolítico que publicó en varias listas de discusión entre 2000-2010. Creó y administra la página «Ateneo de Bibliotecología Social y Política» en Facebook.